Saltar al contenido

Mi Mascota ya puede tener Facebook

 

Hace unos años parecía impensable que perros o gatos se apuntaran a la moda de conectarse a las redes sociales, compartir perfiles o hacer amigos.

No obstante, esa realidad llegó. Igual que se puede encontrar a compañeros de la escuela o antiguos vecinos de las ciudades en las que viviste, ahora las mascotas comparten aficiones, hacer más amigos animales y deleitar con sus encantos a humanos que viven a miles de kilómetros de distancia.

Las redes para mascotas son un espacio en el que los dueños les crean un perfil, con su correspondiente foto, nombre, raza y aficiones.

Este es el caso de TV Mascotas, en el que, además de disponer de los perfiles, hay foros, eventos, grupos y galerías de fotos. Emparejar a tu perrito con otro de su misma raza, o buscar a gatos con afición a las mismas travesuras es posible gracias a este tipo de páginas.
Otro de estos puntos de encuentro, pero en inglés, es Dogster, que también incluye consejos sobre salud y cuidado de las mascotas, y es un lugar ideal para averiguar qué comida le sienta mejor a cada especie y cómo cuidar y educar a un perro de forma adecuada.

Hay que recordar que nuestros peluditos a veces son maltratados y abandonados por humanos no tan fieles como ellos, y por eso esta página incluye un apartado con canes en adopción que necesitan una familia que les cuide y les dé cariño.

Como no, no se puede hacer una lista de redes sociales sin mencionar Facebook, aunque sea para mascotas; la red social más frecuentada en el mundo tiene su versión animal en Facemascotas, que funciona de modo similar a TV Mascotas.

Las redes sociales no solo permiten ampliar los conocimientos de sus dueños sobre razas, consejos prácticos, productos, etc., también son una plataforma para dueños exhibicionistas, para todos aquellos que están convencidos de que su perro, gato o loro, son los más bonitos y graciosos del mundo.

Por ello, además de las páginas exclusivas para animales, existen en redes sociales para humanos, como Facebook, grupos «fans» de animales portentosos.

Este es el caso de «Boo», un pequeño cachorro que tiene correo electrónico propio, un book de fotos y al que le encanta el pollo, el queso, las flores y tumbarse en la hierba.

Este pequeñín cuenta con 2.505.756 seguidores que han hecho clic en «Me gusta», por eso en su definición personal agrega: «la gente me ama».

Otros son más aficionados a colgar vídeos en YouTube, como «Maru», un gato japonés que ha sido visto cayendo en el cubo de la basura o jugando con el aspirador casi once millones de veces, más que muchos artistas humanos.

Ya lo decía la película animada dirigida y producida por Don Bluth en 1989, «All Dogs go to Heaven» (Todos los perros van al cielo). Nuestros amigos animales forman parte de nuestra vida terrenal, aunque muchos humanos no quieren ni pensar en pasar sin ellos a la celestial.